Carnívoras

Planta del mes para el interior.

Con formas caprichosas e inusuales y una historia de lo más interesante, las plantas carnívoras atraen a las arañas e insectos con su apariencia colorida y estrafalaria. Y es que se trata de plantas capaces de digerir a estas criaturas para obtener nutrientes.

Las plantas carnívoras más conocidas son la venus atrapamoscas (Dionaea muscipula), la sarracenia, el rocío del sol (Drosera) y la jarra de mono (Nepenthes).

Venus atrapamoscas

Elige la tuya

La jarra de mono cuenta con hojas retorcidas que se desarrollan cuando la planta cuenta consuficiente luz. Los insectos encuentran el néctar en el borde de la jarra y se avanzan por este en busca de más cayendo por un tobogán de cera en el interior de la planta, momento en el que esta empieza a lanzar un fuerte ácido, el cual digiere al insecto en unos dos días.

La venus atrapamoscas es una de las más espectaculares, pues sus hojas pueden cerrarse bruscamente al activarse, algo que sucede cuando percibe un insecto sobre ella. Además, a esta planta no se le engaña fácilmente, pues para asegurarse de que la presa está presente, deben de tocar los seis pelos sensores de sus hojas dos veces.

El rocío del sol forma rosetas perfectas en el suelo y está equipada con tentáculos pegajosos. Los insectos se quedan atrapados en las gotas de la sustancia pegajosa y sus ágiles tentáculos los empujan hacia la superficie de la hoja, donde son digeridos.

Por su parte, la sarracenia es muy eficaz cazando insectos, pues los atrae con su néctar y éstos caen a las jarras en las que son digeridos.

Cuidados básicos

• ​A la mayor parte de plantas carnívoras les gusta el sol directo, durante unas horas.

• Es necesario simular el ambiente de una ciénaga: a estas plantas les gustan los sustratos ácidos y húmedos en maceta.

• Las plantas carnívoras prefieren beber agua de lluvia o agua destilada en suaves chorros de agua. Si vives en una región con agua dura, lo ideal es hervirla y esperar a que se enfríe antes de regar con ella.

• No necesitan ningún tipo de abono, cazan sus propias presas.

• Hay que retirar las hojas y las jarras marchitas para prevenir la aparición de hongos.

• Cámbialas de maceta cada dos primaveras.

• ¡No les des ningún tipo de carne!Esto puede causar pobredumbre en las trampas

.• Las trampas de estas plantas se marchitan en invierno. No te preocupes, volverán a aparecer en primavera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s